jueves, 9 de febrero de 2017

La cantera de Mataró da sus frutos

Hay historias en las que hay que remontarse unos cuantos  años, incluso décadas, y aunque haya riesgo de caer en cuentos de mecedora y brasero, es bueno recordar de donde venimos para saber a donde vamos.



La semilla de todo la puso, como en casi todas las historias, el patriarca, José Rivera Carrasco, jugador de Águilas, y que desembarcó en Mataró donde fue directivo de CE Mataró allá por los años 50. Después, en 1978 unos hermanos locos, herederos del primer Rivera, se les ocurrió fundar un equipo de fútbol sala. El trío Rivera empezó a poner los cimientos de un equipo junto a uno de los decanos del futsal español, Catgas Energía (en aquella época Industrias García). En 1978, nacía UE Mataró, que dio lugar al actual Futsal Mataró.


Los avatares de la vida, me deparaban diferentes banquillos, diferentes proyectos, diferentes aventuras que nunca hicieron que apartara mi mente de UE Mataró siempre apoyando y ayudando a un proyecto en el que creía y sigo creyendo, y que es una apuesta segura.


En el año 2000, escapando del temeroso “Efecto 2000” que iba a acabar con todos nosotros, la locura del fútbol sala se manifestaba en mi sobrino David y fundaba Futsal Mataró, heredera de nuestra UE Mataró. Un club que cuenta con más de 300 jugadores entre todas sus secciónes y que sigue sacando el máximo rendimiento a los chicos que pasan por ahí.


Todo trabajo tiene su recompensa, y la recompensa ha venido de la mano de la Selección Española. Cuando ves a hombres hechos y derechos que son llamados por su país, y que hace dos días correteaban por los pabellones con balones que les parecían enormes o camisetas tallas XXL, sabes que estás en el camino correcto y Futsal Mataró está en el mejor camino posible.


























Los primeros en dar  el salto a División de Honor fueron Lluc Parera a Marfil Santa Coloma y Celia Cata a Gironella.






















Uno de los nombres propios de Catgas Energía, Javi Rangel, llegó a Santa Coloma en 2010, procedente de Futsal Mataró y Oriol Miquel, ahora en el FC Barcelona B Lassa, ya visten la camiseta de la Selección Española Sub 19. En la base de Futsal Mataró se les veía hábiles con el balón en los pies y despiertos de mente. Llegarían lejos, y aún llegarán más lejos todavía. Ambos jugaron contra Brasil, con la Selección Catalana.




Y como olvidar a Álex Lluch, portero del FC Barcelona juvenil. Oro molido e internacional Sub 16 y que a buen seguro guardará muchas porterías.


No hay comentarios: